Poesía posterior a 1936

TENDENCIAS PRINCIPALES DE LA POESÍA DE POSGUERRA

 

INTRODUCCIÓN. MARCO HISTÓRICO

     Desde 1939 hasta la transición democrática, la vida española estuvo marcada por el control y la ideología del régimen franquista. En los primeros años de posguerra imperaron el silencio y el terror a la delación. En la década de 1950, económicamente se atisbaba una cierta recuperación, con la progresiva incorporación de España al contexto internacional, pero la mayoría de la población seguía padeciendo penurias.

     En los años sesenta, y hasta 1975, continuaron las detenciones, torturas y ejecuciones. Sin embargo, el nivel de vida se elevó con el desarrollismo. La presencia de turistas, la movilidad social y la emigración generaron un cambio en las costumbres. En 1976, un año después de la muerte de Franco, se inició la transición a la democracia. 

TENDENCIAS POÉTICAS

  • La generación del 36, formada por poetas que padecieron la Guerra Civil, es la primera promoción. La figura más destacada es Miguel Hernández, aunque muchos autores lo vinculan con la generación del 27. 
  • Poetas arraigados, garcilasistas (años 40):

-         Se encuentran en la órbita ideológica de los vencedores de la guerra y escriben en las revistas Escorial (1940-1950), dirigida por Dionisio Ridruejo y Luis Rosales, y Garcilaso (1943-1946), dirigida por José García Nieto. Estos poetas toman a Garcilaso de la Vega como modelo (poeta y soldado) y escriben una poesía heroica, religiosa o amorosa.

-         Suelen emplear las formas métricas clásicas: soneto, décima… Los temas dominantes son los tradicionales –amor, paisaje…- junto a un firme sentimiento religioso y humano, pero algunos poetas optaron por una estética neoclásica.

-         Expresan una visión del mundo optimista y esperanzada, sin que la penosa y dura realidad tenga cabida en sus versos. Poetas más destacados de esta etapa: Luis Felipe Vivanco, Leopoldo Panero (La estancia vacía, 1944), Dionisio Ridruejo, José García Nieto y Rafael Morales.

  • Poetas desarraigados, existencialistas (años 40 y 50) :

1)      En 1944 se dan tres hitos fundamentales: se publican Hijos de la ira, de Dámaso Alonso, grito de protesta que sirve como revulsivo contra los garcilasistas, y Sombra del paraíso, de Vicente Aleixandre, libro con rasgos neorrománticos y surrealistas que lo relacionan con el 27. Por último, aparece la revista Espadaña (1944-1950), fundada por Antonio García de Lama, Eugenio de Nora y Victoriano Crémer, que acoge a los poetas de esta tendencia.

     Esta poesía se caracteriza por el arrebato de agrio tono trágico que enfrenta a un mundo caótico invadido por el sufrimiento y la angustia.

     En ella existe una preocupación por el hombre, con humanismo dramático, desgarrado, que entronca con el existencialismo. A diferencia de la poesía arraigada, la poesía desarraigada está más apegada al mundo y a sus problemas.

     En cuanto a la forma, se trata de una poesía directa, con un estilo más sencillo y menos preocupado por cuestiones estéticas, con empleo del verso largo no clásico. Poetas: Dámaso Alonso, Vicente Aleixandre, Ángela Figuera…

2)      Dentro la poesía existencial surgen diferentes tendencias:

-         Poesía realista: Estos poetas adoptan una actitud ética o de compromiso existencial y huyen del esteticismo formal: Gabriel Celaya (Cantos íberos, 1955), Blas de Otero (Ángel fieramente humano, 1950), José Hierro, poeta perteneciente al grupo creado en torno a la revista Proel de Santander, autor de Quinta del 42 (1951) y Cuaderno de Nueva York (1998), además de grandes poetas en el exilio como Rafael Alberti o León Felipe, entre otros.

-         Poesía metafísica: Poetas más interesados en buscar lo esencial del ser humano, como Carlos Bousoño, José María Valverde y José Luis Hidalgo.

 

  • Otras tendencias:

El panorama de la lírica de posguerra no se agota en las dos líneas anteriores. Así hay que citar algunos movimientos marginales que han sido reivindicados actualmente:

-         El postismo: Postsurrealismo que enlaza con la poesía de vanguardia. Se inicia en 1945 con Carlos Edmundo de Ory, fundador de la revista de ese nombre. Otros poetas J. E. Cirlot y Ángel Crespo.

-         Miguel Labordeta: Poesía rebelde y desgarrada sobre los problemas del existir y sociopolíticos con un lenguaje próximo al surrealismo.

-         Grupo Cántico de Córdoba: Mantuvo durante la posguerra el entronque con el 27. Destacó Pablo García Baena.

-         Otras voces singulares: Gloria Fuertes y Carmen Conde.

 

  • Años 60: Generación del medio siglo (los niños de la guerra):

-         Poetas: Ángel González, Carlos Barral, José Agustín Goytisolo, Jaime Gil de Biedma, J. A. Valente, Francisco Brines, Claudio Rodríguez, Félix Grande

-         Características: Para estos poetas, la poesía no es comunicación, sino un medio de conocimiento de la realidad. Pasan del yo social al yo poético e íntimo, generando una poesía de la experiencia.

-         Referentes poéticos: Eliot, Pound, Cavafis, Machado, Neruda y Luis Cernuda.

 

  • Los novísimos (años 70 o Generación del 68):

-         En 1970, el crítico literario José María Castellet publicó una antología de poemas titulada Nueve novísimos poetas españoles: Félix de Azúa, Guillermo Carnero, Pere Gimferrer, Leopoldo María Panero, Manuel Vázquez Montalbán, V. Molina Foix y Ana Mª Foix. Otros poetas cercanos: Luis Antonio de Villena, L. A. de Cuenca y Jaime Siles.

-         Características: En el poema existe un exhibicionismo cultural (venecianismo). Introducen mitos contemporáneos del cine, del cómic. En cuanto a los temas, lo personal (la infancia, el amor), lo público (sociedad de consumo, los mass media), la poesía (metapoesía). En cuanto a la forma, despreocupación de las formas tradicionales. Se trata de la última vanguardia.

  • A partir de 1975:

-         Coexistencia de varias promociones poéticas: Por un lado, escritores ya consagrados como Bousoño, José Hierro, Valente, Aleixandre, Brines… Por otro lado, los novísimos.

-         Años 80: La corriente dominante es la poesía de la experiencia. Se trata de una poesía que reintroduce el humor, la parodia, el gusto por la expresión de lo íntimo y lo individual como experiencia común con el lector, e incluso no desdeña la crítica social. Entre los principales poetas, Jon Juaristi, Luis García Montero y F. Benítez Reyes.

-         Otras tendencias: Neosurrealismo de Blanca Andréu. Erotismo de Ana Rosseti. Nueva épica de Julio Llamazares y Julio Martínez Mesanza. Minimalismo y conceptualismo de Julia Castillo. Voces líricas femeninas como las de Almudena Guzmán y Juan a Castro. Poesía cercana al realismo sucio de Roger Wolfe.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s